TELETRABAJO, ORGANIZA TU DÍA A DÍA

Busca tu espacio y tiempo

Busca un lugar tranquilo. Intenta que siempre sea el mismo.
Ordena tu espacio.
Establece limites claros para tu jornada (horarios).
Planifica objetivos diarios. Revisa tus logros y retos.

Cuídate

Fija tus rutinas de higiene, alimentación, y sueño. Cumple tus horarios.
Haz pausas frecuentes , cambia de postura, realiza estiramientos, anima a los que te rodean a participar.
Mantente hidratado.

No dejes de socializar

Mantén el contacto con tu responsable y compañeros, familia y amigos.
Comparte con los demás tus experiencias en estos días.
Las llamadas de voz y video son un buen recurso para estar cerca, de los otros.

Consejos prácticos

Silla: puedes utilizar una de casa con respaldo alto. Pon un cojín en el asiento y zona lumbar.
Postura: Mantén la espalda recta. Evita cruzar las piernas o sentarte sobre ellas.
Equipo: si no dispones de pantalla independiente, eleva el portátil con libros o cajas; amplía el ángulo de apertura del portátil si no tienes teclado independiente.
Entorno: Procura que las ventanas queden en paralelo a tu puesto. Si tu mesa es de cristal cúbrela con un mantel. Ventila con frecuencia la zona de trabajo.

Desconecta para conectar

Realiza pausas frecuentes, puedes aprovechar para hacer estiramientos o ejercicios frente a la fatiga ocular.

Reconoce y comparte tus Emociones

Evita la sobreinformación.
Identifica tus emociones y compártelas con tu círculo cercano.
Si te sientes sobrepasado, pide ayuda.

Da para recibir

Céntrate en aportar valor a tu acción; ¡no salir de casa es un acto colaborativo!
En la media de lo posible ayuda a los demás. !todos podemos aportar!
Aprovecha las oportunidades para dar las gracias a otros.

Busca el lado bueno de la Situación

Aprovecha el tiempo libre para hacer cosas que te inspiren, si vives con otros comparte estas experiencias.
Reconecta con aquellos, que tienes en mente, y por falta de tiempo, lo pospones.

Enfoca tu atención

Reserva unos minutos para simplemente observar lo que eres. Siéntate en un espacio tranquilo en el momento que mejor se adapte para ti y lleva toda tu atención a tu respiración (al modo en cómo entra y sale el aire de tu cuerpo)
Relájate: Practica la respiración cuadrada (regula la ansiedad mejora la concentración. En cada fase, contaremos 1, 2, 3, 4…… siempre siguiendo tu ritmo natural de respiración

Trabaja con los tuyos

Si tienes niños, organiza su día a día (ellos son conscientes de la situación).
Si vives con mayores, debes extremar las medidas de autocuidado.

Mantente en forma

Haz ejercicio en casa: Libera endorfinas, ayuda a desconectar. Hay muchas aplicaciones disponibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>