presupuesto de prevención de riesgos laborales

Presupuesto de prevención de riesgos laborales

Solicitar un presupuesto de prevención de riesgos laborales es algo que toda empresa debe hacer en algún momento. La seguridad en el trabajo debe estar a la orden del día, no solo por el bienestar de los empleados, sino también por temas legales. Como te contábamos en anteriores posts, todos los trabajos están expuestos a ciertos riesgos.

En MPE somos una de las mejores empresas de prevención de riesgos laborales. Gracias a nuestra amplia experiencia y formación, contamos con clientes de todo tipo de sectores y actividades. Elaborar un presupuesto de prevención de riesgos laborales es una tarea muy personalizada, por ello hay que confiar en auténticos profesionales.

 

Qué es un presupuesto de prevención de riesgos laborales

Un presupuesto de prevención de riesgos laborales es un documento que recoge de manera desglosada todas las acciones que se llevarían a cabo, su precio individual y su coste total. Dependiendo de las necesidades de la empresa en cuestión, el listado de acciones será más o menos extenso.

 

 

A continuación te contamos de manera detallada qué incluye un presupuesto de PRL.

 

Qué incluye un presupuesto de PRL

Hay diferentes secciones que este tipo de presupuestos de prevención pueden incluir. Es importante saber que hay determinados aspectos que una empresa debe tener sí o sí, como la formación de sus empleados en esta materia o la propia elaboración de un plan de riesgos laborales. Y es que si no se dispone de ello, podrá suponer importantes sanciones económicas y legales.

 

Definición de la empresa

Antes de comenzar con el propio presupuesto es importante precisar a qué sector pertenece la empresa y cuáles son las actividades que se desarrollan en el medio. Otros aspectos a tener en cuenta serán el número de empleados, los planos del edificio o edificios, así como de su entorno.

A ojos de aquellos que no estén familiarizados con la materia puede parecer algo obvio, incluso posible de omitir. Sin embargo, se convertirá en la brújula de este documento. Cada acción que se lleve a continuación, será justificada con esta sección del informe y avalada con la auditoría de riesgos laborales.

 

Auditoría de Riesgos Laborales

Solicitar una auditoría de riesgos laborales es algo que debes hacer sí o sí. Especialmente cuando te encuentras muy ajeno a esta materia o si habéis realizado reformas en el edificio o se han incorporado nuevas actividades que anteriormente no existían. ¿Qué quiere decir esto? Que si ya tenías una auditoría pero se ha quedado obsoleta, es vital que realices una nueva.

qué incluye un presupuesto prl

Las auditorías de prevención de riesgos laborales pueden solicitarse de manera individual. Esto es algo muy practicado por las empresas y organizaciones, para así poder evaluar la situación y establecer las prioridades.

Riesgos inminentes

Como bien dice su nombre, los riesgos inminentes son aquellos que van a producirse de un momento a otro. Son peligros que no se han tenido en cuenta previamente, bien sea de forma inconsciente o por otro tipo de motivos. Estos riesgos suelen suponer un problema importante para la empresa, ya que pueden derivar en demandas y procesos legales nada beneficiosos. Ni para su imagen pública ni para su estado económico.

Riesgos potenciales

Los riesgos potenciales son aquellos que aún no se han producido pero que, ante una negligencia o una larga exposición, acabarán perjudicando a los empleados. Es decir, un riesgo potencial sería permanecer durante largos periodos de tiempo junto a una máquina que haga ruido, pero también podría ser la manipulación de material inflamable y/o peligroso sin los debidos protocolos.

 

Medidas a implementar

En cuanto a las medidas de prevención de riesgos laborales, puedes solicitar presupuesto de manera individual sin tener que incluir el resto de puntos. Es decir, que si ya cuentas con una auditoría de PRL, podemos crear y presupuestar qué medidas implementaríamos para mantener a tus trabajadores en un espacio seguro.

Por supuesto, existen medidas más específicas y urgentes y otras preventivas ante los riesgos potenciales que te explicábamos antes.

Desde MPE te recomendamos que a la hora de contratar una empresa de prevención de riesgos laborales tengas en cuenta las acciones que te proponen. Te dirá mucho de su profesionalidad a la hora de establecer prioridades y de su manera de actuar.

 

Formación en PRL

Y por supuesto, la prevención de riesgos laborales requiere que los trabajadores cuenten con formación en PRL. Esto no es ningún consejo, sino que viene recogido en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales. Esta formación debe hacerse de forma periódica, y no exclusivamente a aquellas personas que recién se han incorporado a la organización.

 

 

Como te contábamos en el post sobre cursos de PRL, dependiendo de las funciones y actividades que se desarrollen en tu empresa, será conveniente que sean más o menos específicos.

Independientemente de la importancia legal, es muy importante concienciar y educar a los trabajadores en su salud laboral. De nada serviría implementar medidas de prevención si los empleados no saben seguir los protocolos: qué hacer para evitar accidentes, cómo actuar en caso de que sucedan…

Formar en esta materia les permitirá sentirse más seguros en cuanto a su espacio de trabajo. Y esto se traduce en un mayor bienestar a la hora de desempeñar sus tareas.

 

Consigue tu presupuesto en MPE

Si quieres solicitar tu presupuesto en MPE, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Te realizaremos algunas preguntas relacionadas con la empresa para poder elaborar un presupuesto de PRL lo más ajustado a la realidad.

Nuestros expertos se encargarán de evaluar el estado actual de tu empresa y de realizar las recomendaciones pertinentes basándonos en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y en las buenas prácticas. De esta manera conseguirás convertir tu lugar de trabajo en un espacio seguro en el que desarrollar la actividad.

Cada vez son más las empresas que nos prefieren para este tipo de acciones. Y es que nuestro equipo de profesionales se encarga de asesorar y de mantener a los clientes actualizados e informados de manera que no sufran sanciones ni contratiempos que puedan perjudicar a la empresa.

riesgos ergonómicos

Riesgos ergonómicos en el día a día

Los riesgos ergonómicos son los grandes olvidados en la prevención de riesgos laborales. Y es que, tal y como te comentábamos en el post sobre riesgos laborales en una oficina, son los más comunes en estos espacios de trabajo. En MPE trabajamos para empresas que se dedican a todo tipo de actividades. Algunas de ellas pueden entenderse como peligrosas (trabajos en altura, manipulación de químicos, herramientas peligrosas…), pero no por eso debemos menospreciar los riesgos ergonómicos y sus consecuencias.

Hay empresas que se sienten más seguras, incluso más despreocupadas, ante este tema. No obstante, puede convertirse en un auténtico talón de Aquiles si se descuida. Y no solo a nivel legal, sino también a nivel económico. Para entender bien el mundo de los riesgos ergonómicos, en este post te contamos todo lo que necesitas saber.

 

Riesgos ergonómicos: definición

Podemos definir los riesgos ergonómicos como aquellos riesgos que se producen mientras el empleado desarrolla su trabajo. Por lo general, este tipo de riesgos están presentes en movimientos, posturas y acciones que pueden poner en compromiso su bienestar.

 

Los riesgos ergonómicos no son tan inminentes como podría ser trabajar con material inflamable, pero su exposición prolongada sí que puede dañar al trabajador e incluso dejarle importantes secuelas. Por eso es importante contar con una empresa de prevención de riesgos laborales que le ayude a identificarlos y solventarlos.

Además, no podemos ignorar el hecho de que un espacio de trabajo no cualificado para desempeñar nuestras labores influyen de manera directa en el nivel de productividad. Es decir, la seguridad en el trabajo es algo que atañe a la empresa desde múltiples vías.

 

Tipos de riesgos ergonómicos

Hay muchos tipos de riesgos ergonómicos. Allá donde mires, estamos seguros de que hay peligros para tus trabajadores que ni siquiera habías contemplado. ¡Y no es nada personal! Simplemente sucede que, al verlos día tras día, nuestro cerebro los omite.

riesgos ergonómicos ratón

  1. Posturas incómodas y forzadas: lo más habitual. Si bien es cierto que lo primero que nos viene a la mente es una mala postura en la silla, o que la pantalla no esté a la altura de la vista, hay mucho más. Por ejemplo, una mala colocación del ratón o no utilizar alfombrilla puede generar el síndrome del túnel carpiano. Para estos casos hay ratones ergonómicos y otro tipo de material de oficina que puede ser de ayuda para tus trabajadores.
  2. Movimientos repetitivos: estos movimientos suelen ir de la mano de las posturas incómodas. Se considera movimiento repetitivo a todo aquel movimiento que se vuelve a realizar el periodos inferiores a 30 segundos. Algo tan sencillo como los clics del ratón o escribir en el teclado podría estar dentro de este tipo de riesgos ergonómicos.
  3. Aplicación de fuerza: en este caso no es tanto del trabajo de oficina sino más bien de fábrica. Hace alusión a aquellos empleos donde hay que utilizar palancas, manipular maquinaria y demás.
  4. Levantamiento de carga: se considera levantamiento de carga a peso superior a 3 kilos.

Seguramente hayas pensado en diferentes actividades que se llevan a cabo en tu empresa. Si es así, te recomendamos que te pongas en contacto con MPE para ayudarte a crear un plan de riesgos laborales adecuado para tu negocio.

Otros factores de riesgos ergonómicos

Ya te hemos dicho cuáles son los principales riesgos ergonómicos, pero hay otros mucho más sutiles que en ocasiones no atendemos. A continuación te dejamos un listado con todos aquellos factores de riesgos ergonómicos.

  • Mala iluminación. Necesidad de forzar la vista para poder ver correctamente el trabajo que se está desempeñando. Puede ir desde la mala iluminación artificial de la habitación, pasando por la escasa luz natural o una escasa iluminación de la pantalla.
  • Larga exposición a ruidos. Cuando se trata de una situación recurrente puede afectar al oído, derivando en barotraumas óticos, hipoacusia…
  • Larga exposición a vibraciones. Es posible que se dé en todo el cuerpo o que exclusivamente afecte al brazo, todo depende de la herramienta utilizada.
  • Altas o bajas temperaturas. Ya te lo contábamos en el anterior post. Tanto pasar frío como pasar calor puede tener consecuencias nefastas para los trabajadores.

 

¿Existen riesgos ergonómicos en el teletrabajo?

¡Por supuesto! De hecho, hay ocasiones en la que los riesgos ergonómicos son más elevados en casa que en la oficina. Si bien es cierto que lo ideal es que la empresa vele por el bienestar de los trabajadores, en este caso existe un vacío.

riesgos económicos teletrabajo

Desde MPE recomendamos a las empresas que realicen cursos para concienciar a sus trabajadores. Así se producirán menos riesgos y lesiones a la hora de trabajar en casa. Concienciar a los trabajadores es algo esencial, ya no solo para evitar peligros innecesarios, sino también para mostrarles el grado de implicación que existe con ellos.

Otra opción, siempre que sea posible, es la de facilitar a tus trabajadores algunos elementos: sillas, almohadillas, ratones ergonómicos… Pero aquí entra en juego cuánto tiempo pasan tus empleados teletrabajando. Es decir, no es lo mismo una persona que esté en total remoto a aquellas que trabajan un par de días desde casa.

 

MPE: velamos por los riesgos ergonómicos de tu salud ocupacional

En GRUPO MPE llevamos desde 2001 trabajando para velar por la seguridad de los trabajadores y de la propia empresa. Y es que todas las empresas deben cumplir con lo establecido en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales. Aquellas organizaciones que no lo hagan, sufrirán sanciones legales y económicas que pueden superar los 980.000 euros.

 

 

Si tienes dudas de si tu empresa cumple con la normativa, siempre puedes solicitar una auditoría de PRL. Así nos aseguraremos de que todo está en orden, y en caso de no estarlo, tendrás la opción de modificar y corregir los problemas existentes.

Confía en una empresa de prevención de riesgos laborales profesional como MPE y siente cómo tus trabajadores están protegidos en su día a día.